Quantcast
Pierluisi revela fallas en uso de fondos federales en Carreteras - :: TRIBUNA - Puerto Rico :: Política - Noticias de Política - Elecciones - Resultados Electorales - Noticias de Puerto Rico - Encuestas ::

Pierluisi revela fallas en uso de fondos federales en Carreteras

Durante una conferencia de prensa celebrada hoy miércoles, el Comisionado Residente en Washington, Pedro Pierluisi (PNP), reveló presuntas fallas en la utilización de fondos federales que recibe la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) de parte de la Administración Federal de Autopistas (Federal Highway Administration). 

El Comisionado Residente en Washington, Pedro Pierluisi (PNP), señaló que la disponibilidad de fondos federales para la Autoridad de Carreteras y Transportación hace innecesario el aumentar el arbitrio al petróleo.

Sostuvo, además, que la Autoridad tiene los fondos federales disponibles para sus proyectos y no necesita fondos locales para comenzarlos, por lo que el gobierno no tiene que recurrir a “volver a atropellar al pueblo” con más impuestos, como el nuevo aumento en el impuesto al barril del petróleo de $15.50.

“Se está considerando otro aumento al impuesto al barril del petróleo, lo que afectaría grandemente el bolsillo de nuestros ciudadanos y la competitividad de nuestros negocios. El gobierno y los anuncios pautados por la misma Autoridad de Carreteras justifican el propuesto impuesto porque supuestamente esto permitiría a la ACT desarrollar proyectos de mantenimiento de carreteras, de acceso a avenidas y expresos, y de mejoras a infraestructura para prevenir accidentes y reducir congestión vehicular. Sin embargo, la información que yo tengo es que tienen los fondos federales disponibles para estos proyectos y no necesitan utilizar fondos locales para comenzarlos, por lo que no tienen que recurrir a volver a atropellar al pueblo con más impuestos”, dijo Pierluisi.

La administración del gobernador Alejandro García Padilla (PPD) presentó legislación para aumentar a $15.50 el impuesto al barril de petróleo, lo que representaría otra alza de $6.25 o un 68% sobre los $9.25 que se cobra al presente. Este último precio de $9.25 fue fijado en junio del año pasado.

“Tengo que objetar un nuevo arbitrio para supuestamente proveerle fondos a la Autoridad de Carreteras para hacer sus proyectos cuando esa agencia ya tiene los fondos asignados necesarios de parte del gobierno federal y no los ha usado. Es increíble que ahora mismo tienen disponibles $358 millones en fondos federales de carreteras que ya están obligados y autorizados, y que lo único que necesitan para usarlos es buena gerencia, planificación y ejecución. Tanto que escuchamos que no hay fondos y tienen $358 millones sin gastar”, indicó Pierluisi.

El Comisionado Residente sostuvo que gracias a su gestión, el Congreso no recortó los aproximadamente $130 millones de dólares en fondos federales que recibe Puerto Rico cuando se autorizó la Ley de Transportación en el 2012, como pasó con los demás territorios que recibieron recortes de 20%.

“Es más, hemos constatado que para los fondos de Federal Highway de este año fiscal, que acaba de terminar en septiembre 30, esperaron hasta casi el último día para obligarlos, por lo que la agencia federal ha mostrado gran preocupación con esa lentitud. Para que tengan una idea, en promedio, los estados se tardan solamente cuatro meses en este proceso y a la ACT le tomó un año. Tienen más o menos 60 proyectos de construcción con fondos federales obligados en 2014 y la Autoridad de Carreteras sólo ha empezado el proceso de iniciarlos con unos pocos, mientras que la mayoría de ellos están inactivos”, añadió Pierluisi.

Según Pierluisi, esta tardanza de la Autoridad de Carreteras es la que provoca atrasos para comenzar proyectos y que se materialicen los empleos, afectando la infraestructura y la economía.

El Comisionado Residente indicó que, típicamente, la Autoridad de Carreteras, como en la mayoría de los casos en que se usan fondos federales, tendría que aportar un 20 por ciento de los costos de los proyectos para recibir los fondos federales. Sin embargo, la Federal Highway estuvo trabajando para proveerle a Carreteras unos créditos de sobre $700 millones de dólares producto de dineros provenientes del recaudo de peajes que se invirtieron en proyectos de transportación a través de los años por parte del gobierno local, algo que la agencia federal fomenta. “Eso significa que el gobierno de Puerto Rico no tiene que gastar fondos estatales en los proyectos de transportación porque puede aplicar esos créditos, por lo que no hay excusa para no gastar los fondos federales”, sostuvo Pierluisi.

“Otro subterfugio que usan es que no tienen suficientes fondos disponibles para gastar en los proyectos de carreteras en lo que esperan el reembolso del gobierno federal. Para eso también hay solución. He conversado con altos oficiales de la Federal Highway en Washington quienes me aseguran que se puede cambiar el sistema de reembolso a uno de facturación, algo que se ha hecho con otros estados”, dijo el Comisionado Residente, quien añadió que “he solicitado a la agencia federal que trabajen con la Autoridad de Carreteras aquí para aplicarles ese método que resolvería el problema de cash flow que puede estar impidiendo el comienzo de algunos proyectos. Exhorto a la administración de García Padilla a dar los pasos necesarios para lograr este acuerdo con la Federal Highway”.

Pierluisi presentó como ejemplos los proyectos de la PR 185 en Juncos, la PR 123 en Adjuntas, la PR 31 en Naguabo y partes de la PR 10 y la PR 111 en Utuado, que sufrieron daños como resultado de huracanes, inundaciones y otras tormentas. “Estos proyectos cuestan alrededor de $13 millones y el gobierno federal les ha asignado fondos de emergencia adicionales por la cantidad de $4 millones. Pero la Autoridad de Carreteras no ha buscado obligar ninguna parte de sus fondos anuales para pagar por la diferencia del costo, lo que significa que ninguno de estos proyectos ha comenzado poniendo en riesgo los $4 millones ya asignados”, dijo.

Según Pierluisi, estas deficiencias en la habilidad de gastar adecuadamente los fondos asignados por fórmula cada año a la Autoridad de Carreteras de parte de la Administración Federal de Carreteras tiene otras repercusiones negativas. Por ejemplo, mencionó los fondos TIGER, que son un programa competitivo de fondos federales para proyectos de transportación, con el que se han financiado sobre 300 proyectos en Estados Unidos para un gasto total de sobre $122,000 millones. Puerto Rico sólo se ha llevado una subvención de TIGER, el proyecto vial en el área de Caparra en Guaynabo, a pesar de haber sometido sobre 60 solicitudes de fondos.

“Sabemos que funcionarios federales no ven con buenos ojos los proyectos de Puerto Rico porque no pueden utilizar los que se les asignan regularmente. Esto es preocupante y tenemos que resolverlo. Por eso estoy aquí hoy, para levantar mi voz de alarma, para exigir que los funcionarios de la Autoridad de Carreteras y del gobernador se pongan pa’ su número. Antes de estar atacando el bolsillo de los ciudadanos y los comercios con un impuesto más, debería ponerse a gastar adecuadamente los fondos federales que ya tienen disponibles. Imagínense el impacto en nuestra economía si ponemos $358 millones a correr. Usando un estimado sencillo, esto podría significar sobre 5,000 empleos directos y más de 3,500 empleos indirectos adicionales. Esto lo que requiere es sentido de urgencia, capacidad y ejecución. Nuestro pueblo necesita que actúen ya”, concluyó diciendo Pierluisi.

TRIBUNA de Puerto Rico nace para ofrecer noticias sobre política, gobierno y justicia de una manera balanceada, justa y profunda.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply