Quantcast
Aseguran reformas propuestas no reducirán costo de electricidad - :: TRIBUNA - Puerto Rico :: Política - Noticias de Política - Elecciones - Resultados Electorales - Noticias de Puerto Rico - Encuestas ::

Aseguran reformas propuestas no reducirán costo de electricidad

El Proyecto Sustitutivo aprobado por la Cámara de Representantes la semana pasada (P de la C 1457 y 1618) no bajará la factura de la luz, de la misma manera que la propuesta de reforma que impulsa el presidente del Senado, Eduardo Bhatia (PPD), y que se espera se vote en el Alto Cuerpo mañana, jueves, no resultará en reducciones en el costo de la energía para los consumidores. Ambos proyectos, por el contrario, buscan desregular el mercado energético del País y, de esa manera, viabilizar el camino a la privatización, aseguraron hoy los miembros de la Alianza de Empleados Activos y Jubilados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). Vea las fotos

“Hemos reiterado nuestra oposición a cualquier medida que atente contra el carácter público de la AEE. Creemos en la transformación e insistimos que para bajar el costo de la luz, lograr mayor eficiencia y salvaguardar los derechos de los consumidores no hay que crear un nuevo organismo cuyas facultades ya existen y se ejercen en su Junta de Directores. Al hacerlo estaríamos añadiendo procesos burocráticos con las consecuencias económicas que eso implica”, dijo Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria de Energía y Riego (UTIER), y portavoz de la Alianza.

El proyecto sustitutivo de la Cámara propone la creación de la Comisión Reguladora de Utilidades Públicas de Puerto Rico, mientras el Senado promueve una Comisión Reguladora y Fiscalizadora de Energía de Puerto Rico.

Al tiempo que los miembros de la Alianza alertaron del contenido de las propuestas legislativas, advirtieron nuevamente al gobernador Alejandro García Padilla (PPD) de los riesgos que acarrea el proyecto aprobado en la Cámara y que ahora se conjuga con las intenciones del presidente senatorial.

Ninguna de esas propuestas, informaron, es cónsona con la política pública que ha establecido la administración de García Padilla y que reafirma la oposición a cualquier medida que privatice la AEE o liberalice el mercado de generación de energía.

Para los líderes de la Alianza, los proyectos de Cámara y Senado fomentan la libre competencia de la generación de energía y se presentan como medidas “salvadoras” colmadas de promesas inalcanzables.

“Algunos legisladores, como Bhatia, Aníbal José Torres y Ramón Luis Nieves se han convertido en voceros de un discurso populista que promete, falsamente, bajar el costo de la electricidad. Ninguno le dice al pueblo cómo se bajará la luz y le hacen creer que con la supuesta reforma energética lo harán. Ninguno de los proyectos presentados en la Legislatura puede bajar la luz porque no son más que una reforma que oculta las intenciones de privatización de la AEE mediante un plan para desregular el mercado y crear una Comisión o Junta Reguladora independiente que no logrará ni bajar la luz, ni proteger al consumidor”, señaló Evans Castro, presidente de la Unión de Empleados Profesionales de la AEE.

Los representantes de los empleados y empleadas de la AEE acentuaron su convencimiento de que las ideas esbozadas en el proyecto sustitutivo de la Cámara, así como las impulsadas desde el Senado, están claramente encaminadas a la privatización.

Como ejemplo, hicieron referencia al Proyecto Sustitutivo aprobado por la Cámara (P de la C 1457 y 1618) que propone la creación de una Comisión Reguladora de Utilidades Públicas, en cuyo Artículo 17 (d) dispone que “dentro de los tres (3) años, a partir de la vigencia de esta Ley, la Comisión iniciará un procedimiento para determinar si la AEE retiene el dominio de mercado sobre la totalidad o parte de los mercados de energía. Si la Comisión determina que la AEE no mantiene dominio de mercado en cualquier línea de negocios, ésta podrá abstenerse (“forbear”) de reglamentar a la AEE”.

En el caso del proyecto que impulsa el Presidente del Senado (P del S 837), la propuesta de crear una Comisión Reguladora y Fiscalizadora de Energía operará como un organismo independiente con autoridad para regular la libre competencia y privatizar las operaciones de la AEE.

Artículo 5 – La Comisión tendrá los siguientes poderes y deberes: (1) Establecer, desarrollar y asegurar a cabal implantación de la política pública energética del Estado Libre Asociado de Puerto Rico; (2) Promover y asegurar la libre competencia, en igualdad de condiciones, entre los proveedores de servicios de energía, de haber más de uno; (8) Establecer, fijar y aprobar las tarifas que le cobren el o los proveedores de servicios de energía a sus clientes o consumidores.

La Comisión propuesta por el Presidente del Senado, que alegadamente le costaría al Fondo General $5 millones al año, delega todo el poder de regulación energética y formulación de la política pública a un cuerpo de tres miembros y a quienes se les remunerará a razón de $105,000 anuales. Los portavoces de la Alianza indicaron que dichos comisionados no representarán el interés publico, ni estarán aptos para resolver una controversia a favor del consumidor.

“Ninguna de las ‘fórmulas’ que se presentan desde la Legislatura son alternativas para bajar el costo de la luz y aumentar la eficiencia de la AEE. Son, como queda claro en el detalle de sus funciones, propuestas para crear entidades que, lejos de cumplir con la reducción tarifaria, se encaminan a liberalizar el mercado energético”, manifestó Ernesto Santiago, líder de los Empleados Jubilados de la corporación pública.

Agregó que los proyectos de Cámara y Senado repiten la misma «receta fracasada» en otros estados de Estados Unidos, donde, amparados en el discurso de bajar la luz, se legisló para desregular la generación de energía y con ello aumentaron la luz, no la bajaron.

Los líderes gremiales señalaron como ejemplo las medidas de desregulación energética y libre competencia ensayadas hace unos años en el estado de California que, contrario a lo propuesto, derivó en un aumento en el costo de la factura del consumidor. Esa misma experiencia se ha repetido en muchos estados con resultados negativos para los abonados.

“Una cosa tenemos claro, las empresas de energía están detrás de la ganancia, no del bien común ni el interés público. Si le cedemos el mercado de generación, como insiste Bhatia y de la misma manera en que lo aprobó la Cámara, perdemos todos. La generación es un negocio lucrativo que debe permanecer en manos del Estado. Sin embargo, el proyecto de la Cámara, por ejemplo, se contradice porque por un lado promueve la libre competencia y la desregulación y, por otro, reconoce que el servicio eléctrico es un bien esencial que se proveerá sin ánimo de lucro. ¿Cómo se explica esta afirmación legal con el contenido del proyecto de ley?”, cuestionó Figueroa Jaramillo.

Los representantes de la Alianza alertaron, a su vez, que la creación de cualesquiera de las comisiones propuestas, a tenor con las funciones que le atribuyen las medidas legislativas, tienen visos de inconstitucionalidad porque menoscaban las obligaciones contractuales.

Contrario a las iniciativas de los políticos, los líderes laborales insistieron que para reducir los costos en la factura de la luz, aumentar la eficiencia de la AEE, procurar mayor transparencia en la operación de la corporación pública y atender las quejas de los consumidores no es necesario crear una entidad externa ni mucho menos liberalizar el mercado de generación.

Vea la presentación (Power Point)

“Los empleados y jubilados de la AEE llevamos tiempo presentando nuestras propuestas de transformación dirigidas a despolitizar la corporación pública, establecer medidas para aumentar recaudos y, recientemente, ampliar los poderes de la Comisión de Servicio Público para que fiscalice el servicio a los clientes”, expresó Luz López, presidenta de la Asociación de Empleados Gerenciales de la AEE.

En ese sentido, reiteraron la necesidad que la AEE inicie un modelo de gobernanza pública democrática –despolitizado– mediante la instauración de una Junta de Directores con representación efectiva de todos los sectores concernidos en el tema de la energía, sus costos y el buen funcionamiento de la agencia.

La propuesta de la Alianza conforma un cuerpo directivo con nueve miembros, dos en representación de los consumidores, dos designados por el Gobernador y cinco entre sectores cooperativista, industrial, sindical, pequeños comerciantes y gremios de economistas seleccionados por sus pares, tal como fue presentado hace meses en el P del S 499.

A los fines de atender los reclamos de los consumidores, la Alianza ha coincidido con la AARP en crear la figura de un Ombusman al interior de la Comisión de Servicio Público, que opere con independencia, autoridad y facultad para comparecer como parte en representación de los clientes en procedimientos adjudicativos administrativos y judiciales que atiendan reclamos referentes a las tarifas y a la calidad del servicio.

Para bajar el costo de la luz, los líderes gremiales de la AEE han presentado alternativas de ahorro y eficiencia que ascienden hasta $843 millones y que representan una reducción en la factura del abonado de 20 por ciento, reflejado en un ahorro de $43 mensual o $499 anual por cliente.

“Lograr esa reducción solo requiere la buena intención legislativa y la voluntad de la alta gerencia de la AEE para eliminar y reducir los subsidios de todo tipo que se le ha impuesto a la corporación, reducir gastos operacionales, renegociar contratos de energía y aumentar la eficiencia en el cobro de cuentas morosas”, concluyeron los líderes sindicales.

TRIBUNA de Puerto Rico nace para ofrecer noticias sobre política, gobierno y justicia de una manera balanceada, justa y profunda.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply