Quantcast
Asuntos que urgen esclarecer del mensaje del Gobernador – :: TRIBUNA – Puerto Rico :: Política – Noticias de Política – Elecciones – Resultados Electorales – Noticias de Puerto Rico – Encuestas ::

Asuntos que urgen esclarecer del mensaje del Gobernador

Hay asuntos pendientes de aclaración en el mensaje especial del gobernador Alejandro García Padilla sobre su pliego de medidas para enfrentar la degradación crediticia de Puerto Rico en el mercado de valores. Por lo menos quedan cuatro aspectos del mensaje que son necesarios esclarecer.

La propuesta de una reforma contributiva que “ponga todos los sectores a pagar y que, a su vez, promueva el desarrollo económico” es todavía un cliché retórico sin substancia. El temor que prevalece es que este lenguaje expresado por el Gobernador en su alocución signifique que siga recargándose a la clase asalariada (la clase media) de responsabilidades tributarias y dejar intocables al gran capital, creyendo que con eso se “promueve el desarrollo económico”. Habría de verse cuál es la “nueva estructura contributiva” que propone García Padilla.

Su otra propuesta de “reevaluar el IVU” tendría sentido, si de lo que se trata es de modificar ese instrumento tributario por un Impuesto de Valor Agregado (IVA). Ciertamente, el IVA distribuye la carga tributaria más equitativamente entre toda la cadena productiva de bienes y servicios, y es una manera más fácil de fiscalizar que el IVU, con muchísima menos posibilidades de evasión. El IVA no descansa exclusivamente en el consumo como el IVU, poniendo toda la carga tributaria sobre el pueblo. Aunque, obviamente, en la cadena tributaria descendente (en cascada, como lo denominan los economistas), los precios siempre de los productos y bienes se verían afectados. Todo depende de lo que establezca la legislación estatutaria de ese tipo de arbitrio.

En lo concerniente al anuncio de que se contempla renegociar la precipitación de los pagos de deudas cuyos acuerdos contractuales establecían finiquitarse en caso de una degradación crediticia, falta esclarecer cuáles serán los términos de la renegociación de esas deudas. Además, no se ha desmentido el rumor de que se negociará un empréstito con la banca privada (se menciona al Banco Popular) como alternativa a Wall Street para inyectar liquidez inmediata al Gobierno, pero pagando intereses usureros.

Por último, no puede haber un plan dirigido a enfrentar la crisis fiscal sin que contemple un nuevo paradigma de desarrollo económico para Puerto Rico. Ese nuevo modelo de desarrollo económico tiene que ser preciso y sin vaguedades retóricas. En los últimos ocho años, la deuda pública de Puerto Rico aumentó 62%, mientras economía disminuía un 14%. Si hay algo que no tolera retóricas es la economía.

Hay mucho todavía que esclarecer del mensaje especial al pueblo del Gobernador sobre la manera de enfrentar la degradación del crédito público de Puerto Rico.

El autor fue columnista del desaparecido periódico El Mundo y ha escrito columnas y colaboraciones de análisis para la sección de noticias internacionales de El Nuevo Día. Es actualmente oficial de prensa y comunicaciones de la Unión General de Trabajadores (UGT).

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply