Quantcast
Tensan pulso Gobierno y manifestantes en Hong Kong – :: TRIBUNA – Puerto Rico :: Política – Noticias de Política – Elecciones – Resultados Electorales – Noticias de Puerto Rico – Encuestas ::

Tensan pulso Gobierno y manifestantes en Hong Kong

Quinto día de las protestas. El Presidente del Consejo Legislativo niega que el jefe del Gobierno local vaya a dimitir, como exigen diversos grupos pro democracia.

Los manifestantes pro democráticos y el Gobierno de Hong Kong tensaron hoy su pulso, después que el presidente del Parlamento anunciase que el jefe del Ejecutivo no dimitirá y, mientras, los ciudadanos cercan con sus protestas las inmediaciones de los edificios oficiales.

La policía ya ha advertido que habrá “serias consecuencias” en el caso de que los manifestantes intensifiquen su protesta, por lo que no descarta el uso “apropiado” de la fuerza.

La “Revolución de los Paraguas”, como se ha llamado popularmente a este movimiento democrático, llegó hoy al quinto día de protestas por distintos puntos de Hong Kong con la mirada puesta en el jefe del Gobierno local, Leung Chun-ying, a quien diversos grupos manifestantes han pedido su dimisión para finales del día de hoy, con amenazas de recrudecer las protestas si no se atiende a sus peticiones.

El presidente del Consejo Legislativo -el Parlamento de Hong Kong-, Tsang Yok-Sing, enterró todas las esperanzas de los grupos estudiantiles, al afirmar hoy que “no hay la más mínima posibilidad” de que Leung Chun-ying vaya a dejar su cargo.

Tsang llegó a señalar en una rueda de prensa que incluso si quiere renunciar, “Pekín no le dejará”.

Con sus palabras, Tsang respondía a la advertencia lanzada ayer por Lester Shum, vicesecretario de la Federación de Estudiantes, una de las organizaciones estudiantiles que lidera las protestas, de que estaban preparados para intensificar su campaña de desobediencia civil si Leung no dejaba su cargo hoy y advirtió que si no lo hacía comenzarán a ocupar sedes gubernamentales.

Desde entonces, ningún portavoz de las organizaciones estudiantiles y populares que se erigen como propulsoras de esta protesta a favor de unas elecciones libres en Hong Kong ha hecho anuncio alguno sobre cuáles serán sus próximos movimientos.

De momento, los manifestantes siguen paralizando el normal funcionamiento de enclaves financieros y comerciales de la ciudad con su ininterrumpida sentada y se desconoce si llevarán a cabo el ultimátum.

Además, el Gobierno de Hong Kong pidió al movimiento “Occupy Central” que ponga fin “inmediatamente” a la ocupación de las calles de la ciudad a fin de restablecer el orden y la actividad de los más de 3.000 empleados del Gobierno que mañana deberán volver a sus lugares de trabajo, cuyos accesos están tomados por los manifestantes.

En un comunicado emitido durante una conferencia de prensa con miembros destacados del Ejecutivo local, se señala que si el asedio a las oficinas gubernamentales continúa, la situación afectará al funcionamiento de ciertos servicios sociales, lo que podría repercutir directamente en los ciudadanos.

El superintendente de la policía de Hong Kong, Steve Hui, advirtió hoy en rueda de prensa que podría haber “serias consecuencias” si los organizadores de las protestas deciden intensificar su acoso a los edificios del Gobierno.

Hui señaló que desde su departamento se tomarían medidas “firmes” contra los actos violentos y no descarta cualquier uso “apropiado” de la fuerza si la situación lo requiriera.

A la vez que se hacían estos anuncios oficiales, algunos manifestantes se enfrentaron a agentes policiales a los que se vio acceder a los edificios gubernamentales con cajas en las que podía leerse que contenían porras y objetos inflamables, sospechando que se tratara de material antidisturbios.

Los manifestantes mantienen tomadas cuatro zonas de la ciudad desde el pasado sábado por la noche, cuando el “Occupy Central” proclamó la puesta en marcha de su anunciada campaña de desobediencia civil que dio a conocer a finales de agosto después que Pekín anunciara restricciones en la elección de los candidatos para las próximas elecciones al jefe de Gobierno local en 2017.

La zona del centro urbano de la ciudad, Admiralty, donde se encuentran las sedes del Gobierno y del Parlamento, continúa siendo el centro de la protesta y esta mañana iban sumándose más familias.

¿Quién es Joshua Wong, el líder de las protestas en Hong Kong?

Un “extremista”, un “bufón”. Así ha descrito el régimen comunista de China a Joshua Wong, el desgarbado muchacho de 17 años que quiere llevar a Hong Kong por el camino de la revolución social.

“El pueblo no debe temer a su gobierno”, dice Wong, citando la película V de Vendetta, “el gobierno debe temer a su pueblo”.

Cuando toma el micrófono, de pie sobre una tarima, frente a cientos de manifestantes, su voz se enciende para arengarlos. Ellos le responden, sus palabras surten efecto.

El activismo político de este joven con gafas de pasta negra comenzó antes que las protestas que se desataron hace cerca de una semana en el territorio que Reino Unido devolvió a China en 1997. De acuerdo con un perfil publicado por el New York Times, dice que su pasión por la política fue algo que heredó de sus padres, quienes lo apoyan.

Cuando tenía 15 años, Wong y unos amigos, establecieron un grupo al que llamaron “Scholarism” (“scholar” significa “estudioso”, “académico”, “erudito”) con el objetivo, afirma, de darle voz política a los estudiantes.

Primer éxito en 2012

En 2012 el grupo encabezó una marcha de 120,000 estudiantes, que -tras ocupar las oficinas centrales del gobierno- consiguió que se revocara un programa educativo nacional pro China.

Los líderes del territorio se vieron obligados a archivar los planes de enseñar a los alumnos acerca del “avanzado, abnegado y unido”, Partido Comunista Chino.

En una reciente entrevista con un diario de Hong Kong, el joven declaró que “aunque los estudiantes son menores de edad, no son profesionales y carecen de estatus social, sí tienen un rol que jugar en las políticas de gobierno”.

País “semidemocrático”

Dos años después del éxito que consiguió en 2012, Wong se ha convertido en uno de los líderes de la protesta contra la decisión de Pekín de seleccionar a los candidatos que pueden presentarse a elecciones de jefe ejecutivo de Hong Kong.

En 2007 China había prometido a los habitantes de Hong Kong que tendrían sufragio universal. Eso sucedió, pero sólo podrán votar por candidatos vetados por China, porque para Pekín hacerlo de otro modo llevaría a una “sociedad caótica”.

Wong dice que Hong Kong es sólo “semidemocrático” y ha arengado a los estudiantes para que “se preocupen más” por la política. El líder estudiantil quiere una sociedad libre, donde cada uno tenga la posibilidad de nominar y votar por candidatos para el puesto de jefe ejecutivo de Hong Kong.

Él cree que los estudiantes son las personas indicadas para difundir ese mensaje porque son “idealistas” por naturaleza.

Para Wong, lo ideal es la protesta pacífica, pero asegura que a veces es necesario recurrir a la “desobediencia civil”.

Fernando Martín García es el Presidente Ejecutivo del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), ex senador y candidato a la gobernación por el PIP en las elecciones generales del 1992.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply