Quantcast
Solapada irresponsablemente la previsible degradación del crédito de Puerto Rico – :: TRIBUNA – Puerto Rico :: Política – Noticias de Política – Elecciones – Resultados Electorales – Noticias de Puerto Rico – Encuestas ::

Solapada irresponsablemente la previsible degradación del crédito de Puerto Rico

En los últimos ocho años, la deuda pública de Puerto Rico aumentó 62%, mientras la economía disminuía un 14%. Era, entonces, previsible la degradación a “chatarra” del crédito público de Puerto Rico.

Se han perdido 249,000 empleos desde que comenzó en 2006 la crisis económica en Puerto Rico. En 2013 se produjo la cantidad de personas empleadas más baja en 20 años: 1,020,000, lo que significó 18,000 menos que en 2012. Sólo trabajan en el país cuatro de cada 10 ciudadanos en edad productiva para hacerlo: 41%. Nunca antes había habido una tasa de participación laboral tan baja.

Existe en la actualidad unos 91,000 desempleados desalentados que ya no figuran en las estadísticas de desempleo, porque ya no buscan trabajo. Los desempleados desalentados aumentaron en siete mil desde 2012 a 2013. No en balde se reportaron 6,000 personas desempleadas menos el pasado año. La tasa de desempleo oficial es de 14.3%. El grupo trabajador lleva siete años reduciéndose.

Cuando termine este año fiscal, se proyecta que la economía puertorriqueña se contraerá en ocho décimas porcentuales (-0.8%). No salimos del atolladero económico. La economía de Puerto Rico no crece. El 45.6% de la población puertorriqueña vive bajo el nivel de pobreza, dos veces más que el estado más pobre de la nación estadounidense: Mississippi. Los grupos más afectados por la pobreza en Puerto Rico están constituidos por madres solteras que mantienen la jefatura de la familia con hijos menores de 18 años y las personas mayores de 65 años de edad.

Emigran de Puerto Rico a Estados Unidos unos 70,000 puertorriqueños anualmente. En la última década, se han ido de Puerto Rico 576,000 nacionales. Fue el movimiento migratorio hacia Estados Unidos en 2011 de 76,000 personas.

Durante las décadas de 1950 y 1960 ocurrió el mayor éxodo de puertorriqueños a Estados Unidos, pero es en la actualidad la primera vez que la emigración se traduce en un decrecimiento poblacional. De 3.9 millones de habitantes hace años atrás, la población actual ha disminuido a 3.67 millones, pero excluyendo a los extranjeros que viven en Puerto Rico, quedan únicamente en el país 3.51 millones de puertorriqueños.

Contrasta el decrecimiento poblacional de Puerto Rico con un crecimiento de personas de origen boricua en Estados Unidos que es en estos momentos de 4.97 millones. O sea, que la diáspora boricua en en Estados Unidos es 1.30 millones mayor que la población de Puerto Rico.

La diáspora boricua ha crecido en la última década en un 35%. Entretanto, el crecimiento poblacional de Estados Unidos fue de tan sólo de 9.7%. Puerto Rico es uno de los muy pocos países del mundo cuya población decrece aceleradamente.

Si la emigración continuara a este ritmo de 70,000 por año, la población puertorriqueña sería de 3.41 millones para 2050, que excluyendo a los extranjeros residentes en Puerto Rico, se reduciría a únicamente a 3.25 millones. De no detenerse este proceso, la economía de Puerto Rico terminaría desintegrándose.

Cualquier plan para sacar a Puerto Rico del hoyo de la degradación de su crédito público tiene que incluir un nuevo paradigma de desarrollo económico viable. El modelo actual de desarrollo económico está obsoleto y dejó de funcionar. Se requiere ahora de creatividad. Hace falta para ello redimensionar la actual relación política de Puerto Rico con Estados Unidos. Quiérase entender o no, esto incide directamente en el problema económico de Puerto Rico.

El autor fue columnista del desaparecido periódico El Mundo y ha escrito columnas y colaboraciones de análisis para la sección de noticias internacionales de El Nuevo Día. Es actualmente oficial de prensa y comunicaciones de la Unión General de Trabajadores (UGT).

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply