Quantcast
De la Cuota al IVA - :: TRIBUNA - Puerto Rico :: Política - Noticias de Política - Elecciones - Resultados Electorales - Noticias de Puerto Rico - Encuestas ::

De la Cuota al IVA

Lo que el gobernador, Alejandro García Padilla criticó tan enérgicamente hace tan solo cuatro años atrás, hoy lo quiere implementar a nivel agrandado y a todos los niveles educativos.

20100528-huelga-upr-policia

Policías observan una de las múltiples manifestaciones en contra de la cuota en la matrícula de la UPR propuesta en el 2010.

En el periodo de 2010-2011, los puertorriqueños fuimos testigos de la toma por asalto de la Universidad de Puerto Rico (UPR) por parte de grupúsculos que no simpatizaban con la administración de turno simplemente por ser de ideología y color distinto al de sus preferencias.

La agresividad contra los que nos expresamos en contra de sus estilos y militancia de estos en ese momento se fundamentaba en decisiones del gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) como la Ley 7 (que no era aplicable a la UPR) y la imposición de una cuota de $400 dólares por semestre recomendada por la Junta de Síndicos para lidiar con la crisis fiscal de la Institución.

En ese momento, el Partido Popular Democrático (PPD) fue enérgico en criticar la controversial cuota por sus alegados efectos adversos sobre aquellos que no la iban a poder pagar, aunque estaba más que claro que las becas federales y estatales iban a absorber ese costo para los que realmente lo necesitaran, además de una beca adicional que legisló el senador Thomas Rivera Schatz.

De hecho, el entonces senador Alejandro García Padilla dijo que por un lado la Universidad decía que «usted tiene que aportar porque la cosa está mala», pero «hay chavos para contratos, para anuncios de televisión». Además, mencionó que respaldaba el reclamo de esos estudiantes porque «la cuota es un impuesto más». Enfatizaba que «cada dólar que se invierte en la Universidad se está invirtiendo en el futuro del País». Todas estas, palabras que retumban hoy por ciertas similitudes o, digamos, coincidencias con lo que hoy ocurre.

Si adelantamos el reloj cuatro años, la misma persona que criticó el aumento en los costos de la UPR, hoy gobernador, pretende imponer un aumento mediante el Impuesto al Valor Añadido (IVA) a los costos de las instituciones educativas privadas.

Si realizamos unos cálculos sencillos, tomando un costo por crédito sub-graduado promedio de $190 dólares para un total de cuatro clases de tres créditos cada una, el costo de matrícula en créditos nada más sería de $2,280 dólares por semestre o trimestre, según sea el caso. Esto quiere decir que el total que el estudiante pagaría en IVA, tan solo por los créditos, asciende a $364.80 dólares en promedio por matrícula, sin contar cuotas y otros cargos que podrían ser también sujetos al impuesto. En el caso de estudios graduados, el promedio del costo ronda los $210 dólares por crédito. Si tomamos un caso de cuatro clases de tres créditos cada una, el costo sería de $2,520 dólares por semestre o trimestre, lo cual se traduce a un pago de $403.20 por concepto de IVA tan solo en créditos.

Lo que el gobernador, Alejandro García Padilla (PPD) criticó tan enérgicamente hace tan solo cuatro años atrás, hoy lo quiere implementar a nivel agrandado y a todos los niveles educativos. La tan criticada cuota de $400 dólares por semestre que esta administración se jactó de eliminar, se queda chiquitita al lado del cantazo que les están dando a aquellos estudiantes que son parte del sistema educativo privado, no tan solo a nivel universitario.

Las oportunidades de becas, en muchos casos, son significativamente menores en estas instituciones y definitivamente los costos son mayores lo cual hace que el impacto sea más significativo en el bolsillo de los estudiantes o sus padres, dejando fuera aún el costo de libros y materiales que no quedan exentos del impuesto según como está redactado el proyecto de ley.

Ahora, de cada dólar que una persona invierta en su educación o la de sus hijos, solo 84¢ centavos serán específicamente para ese propósito. Los restantes 16 centavos serán destinados para continuar dando oxígeno a un gobierno gigante, un estatus político moribundo y una administración que se encarga de mantener contentos a los «amigos del alma».

Eduardo A. Náter es graduado de Ingeniería Civil del Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico. Activista en favor de que Puerto Rico sea admitido como Estado de los Estados Unidos de América.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply