Quantcast
AGP instala censor cultural en el Centro de Bellas Artes – :: TRIBUNA – Puerto Rico :: Política – Noticias de Política – Elecciones – Resultados Electorales – Noticias de Puerto Rico – Encuestas ::

AGP instala censor cultural en el Centro de Bellas Artes

El Gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, acaba de instalar un censor artístico en el Centro de Bellas Artes.

centro-de-bellas-artes-luis-a-ferre-santurce

En la entrevista que realiza la Fundación Nacional para la Cultura Popular al Gerente General del Centro de Bellas Artes, el Sr. Ricardo Cobián, de nacionalidad cubana, acaba de disparar a sangre fría su proclama de censor oficial de ese centro, en abierta declaración de guerra a nuestra Carta de Derechos y nuestra Constitución.

UN CENSOR unilateral y autocrático que decidirá sobre “la calidad” de las obras teatrales en los teatros del Estado.

En la entrevista que realiza la Fundación Nacional para la Cultura Popular al Gerente General del Centro de Bellas Artes, el Sr. Ricardo Cobián, de nacionalidad cubana, acaba de disparar a sangre fría su proclama de censor oficial de ese centro, en abierta declaración de guerra a nuestra Carta de Derechos y nuestra Constitución.

En dicha entrevista, el Sr. Cobián señala: “Estamos procurando ser más selectivos pero confrontamos problemas económicos que nos obligan a aceptar espectáculos que realmente no quisiera presentar.

Queda manifiesta la apropiación de una tarea que le corresponde a la Junta del CBA ejercer. Si el Sr. Cobián es la última palabra en lo que se monta o no se monta en los teatros del CBA se institucionaliza la censura.

Decisiones artísticas en manos de una sola persona, someten a toda la producción teatral nacional que quiera hacer uso de las facilidades del estado, al capricho y gusto de ella. Y así lo confirma: “De esta forma me siento con más libertad de traer eventos que son los que yo quiero para este Centro”.

“Los que yo quiero…” está muy lejos de los criterios de selección de la Junta que han sido por tradición muy rígidos, como la seriedad del productor, su trayectoria, la trayectoria del dramaturgo, la seriedad del trabajo y sus aportaciones a la cultura, y que tanto las Juntas anteriores desde 1981, han ejercido con mayor o menor acertividad. Pero son decisiones de respeto por lo que permanece como muestra de nuestra cultura, como industria que da empleos y mantiene economía.

Cobián dice del teatro puertorriqueño que le molesta… “En estos momentos … las comedias livianas. Y digo esto con pena, porque lamentablemente es un público que se ha formado… perdona, déjame corregirme, se ha ‘deformado’ con ellas. Un público que se ha acostumbrado al chiste vulgar que provoca la risotada inmediata, que se basa en la mala palabra, en la broma escatológica. A mi me parecen de una frivolidad y banalidad insoportable.”

Así ya sabemos que el criterio de otorgación de fechas en el CBA, es lo que él puede soportar. E implica que el público teatral que llena las salas de alguna “comedia liviana” es un público imbécil que necesita que él “lo forme” por el camino de los que es “la cultura europea”.

Es muy curioso, y aquí me aludo, que el artículo de la Fundación Nacional para la Cultura Popular esté ilustrado con una foto del cartel de mi comedia de sátira política Las chicas del Beauty, en la que también se ve a un deambulante durmiendo en la plaza del CBA. Y la entrevista sale cuando el CBA ha estado a reventar del público que ha asistido a aplaudir mi comedia. Y sépase que en Las chicas del Beauty, me burlo como me da gusto y gana del Gobernador y de cuanto político se me ocurrió satirizar. ¿Censurará el Sr. Cobián a Las chicas del Beauty –que están en cartelera- o las futuras propuestas de sus productores porque según él somos “livianos”? ¿O será por otra cosa? ¿Comenzarán a pedir los libretos de las obras con las solicitudes?

Después de haber ganado el Tirso de Molina, de haber estrenado en Japón, España, Argentina, México, Cuba, Venezuela, Broadway y de haber puesto en escena más de 200 obras y publicar unas 150 en varios idiomas, he quedado implicado, sin tapujos, en eso de las “comedias livianas”.

Pero, ¡un momento!, el Sr. Cobián no ha estado presente en ninguna de las funciones de Las chicas del Beauty. (Creo que NUNCA ha visto una obra mía). Y si “las comedias livianas” le son “insoportables”, es probable que no haya ido a ver ninguna porque él posee la definición correcta, de “lo liviano”. Pero, ¿tiene solvencia intelectual para juzgar de “liviano” lo que no conoce y solo presume?

Me parece bien que quiera favorecer el “teatro alternativo” (lo que él diga que eso sea), otorgándole fechas y dándole dinero nuestro. Pero ¿por qué tiene que hacerlo a costa de los demás productores profesionales que hacen dramas y comedias desde hace más de 20 años en ese mismo centro al que él llegó hace apenas un año?

Señala que hay que llevar “al público a una mayor sofisticación”. Otra vez, para este señor, de nacionalidad cubana, los puertorriqueños somos unos discapacitados culturales.

Añade que: “Hay que aprender a disfrutar del teatro del absurdo por ejemplo, de la gracia o el chiste inteligente que no necesita de la grosería, un teatro basado en la inteligencia, el análisis o la reflexión.” Caramba, ¿es que el piensa que ningún teatro puertorriqueño ha sido y es capaz de hacer eso? ¡Qué poco sabe de teatro este señor! Y si su alternativa es “el teatro del absurdo”, ¡pues hay que joderse!, porque ese teatro nació y murió como expresión artística en los 1940’s en Europa y en PR en los 1960’s, y las pocas obras que en ese estilo se montaron acá, convocaban a muy poca gente.

Con soberbia de extranjero señala que los puertorriqueños tenemos que hacer esfuerzos “por conocer los grandes artistas de Ibero América, Europa y del mundo entero.” Oigame, ¿y qué esfuerzo hace ese “mundo entero” por conocernos a nosotros?

Acaso Cobián quiere revivir la vieja polémica que tuvo conmigo y otros compañeros cuando con dinero del estado produjo en la UPR un FESTELAT, donde se le ofrecieron a los grupos extranjeros todas las facilidades y a los grupos locales se les trató como basura? ¿Recuerda él cuando a los que protestamos aquella infamia nos tildó de “nacionalistas”, como si él pensara que esa gloriosa palabra era un insulto?

Finalmente, con vitriólica soberbia gubernamental, utiliza la palabra “calidad” sin definirla, una veintena de veces, (como si el fuera él único capaz de juzgarla), y nos preguntamos: ¿fue nombrado este “intelectual de café”, enemigo de lo puertorriqueño, burgués de la cultura, barata imitación de diletante europeo, para censurar lo que se presenta en el CBA? ¿Para enseñarnos lo que es “verdadera cultura” como siempre nos apuñala cuanto extranjero arrogante recibimos en estas playas?

Sr. Gobernador: Lo último que esperábamos de usted era la institucionalización de la censura contra artistas, escritores, productores que llevamos años trabajando con éxito en el CBA. ¿Usted nos cambiará por un enajenado que piensa que todo lo europeo es mejor que lo nuestro, que la comedia es un pecado, que ser exitoso es una falta, y que todos tenemos que llegar a la altura de “su calidad”?

Este hombre termina su entrevista anunciando un montón de festivales, pórticos, y ¡hasta una nueva sala en el CBA! En un país donde los presupuestos de salud y de educación han sido cortados como parte de la medicina amarga… este señor viene a llenarse la boca con propuestas faraónicas millonarias…. Si lo logra por algún milagro de este gobierno “tan fraternal”, ¿llenará las salas con su “teatro del absurdo”?

¿O es que “la comedia liviana” será cuando tenga que comerse todo lo que ha dicho y dejar para la historia el paso por el CBA de un “insoportable” posmoderno sin solvencia intelectual, y encima, un funcionario gubernamental sin patria alguna?

Roberto Ramos Perea es un reconocido dramaturgo puertorriqueño. Preside el Instituto Tapia y es Secretario del Ateneo Puertorriqueño, donde dirige el Archivo Nacional de Teatro y Cine, funge como Editor General de la Editorial LEA y como Rector del Conservatorio de Arte Dramático.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply