Quantcast
Buenos Aires se transforma en una ciudad grafitera - :: TRIBUNA - Puerto Rico :: Política - Noticias de Política - Elecciones - Resultados Electorales - Noticias de Puerto Rico - Encuestas ::

Buenos Aires se transforma en una ciudad grafitera

En la capital del país sudamericano, los muros, portones y fachadas residenciales han sido transformados en un laboratorio de experimentación artística. Vea las fotos

Los artistas del graffiti realizan sus diseños con rodillos, pinceles, pintura de látex, esténciles, pintura en spray y cualquier otra cosa que tengan a mano.

Pintar casas sin la autorización de sus propietarios es ilegal, como en la mayoría de las ciudades del mundo. Pero cuando el diseño es popular, los habitantes de Buenos Aires, conocidos como porteños, no los denuncian. Son muchos los dueños de residencias que hasta llegan a dar pintura y escaleras a los artistas del graffiti.

“Ellos nos buscan diciendo que donarán sus paredes blancas a cualquier persona que quiera pintarlos”, cuenta Cecilia Quiles, integrante de la ONG Graffitimundo. “Al pintar sobre muros blancos, los artistas del graffiti pueden exhibir su trabajo, y el propietario evita que su casa quede marcada [con frases de graffiti]”.

Graffitimundo promueve el arte urbano y organiza tours para que argentinos y turistas vean los trabajos más importantes del arte callejero en la ciudad. La ONG también está produciendo su primer documental Paredes blancas no dicen nada, actualmente en etapa de postproducción.

“Los propietarios prefieren que sus hogares estén pintados de maneras más artísticas que ver sus muros llenos de tags [firmas]”, afirmó el artista del graffiti Gonzalo Dobleg, de 43 años, quien es coautor del libro Buenos Aires Street Art.

La artista María Bedoian, de 34 años, dice que pintar en Buenos Aires es una experiencia única.

“Aquí, el arte urbano está más ligado con la comunión social que con el vandalismo”, explicó.

En el barrio de Palermo, punto de referencia de la ciudad en materia de moda y diseño, muchos comercios se valen de trabajos de graffiti para distinguir sus fachadas.

“Palermo es sinónimo de nuevas tendencias”, afirmó Quiles. “Las casas cercanas se contagiaron y la práctica se difundió al barrio vecino de Villa Crespo”.

Franco Fasoli, de 31 años, ha pintado muros en Berlín, París, Estambul y Johannesburgo, entre otras ciudades. Sin embargo, afirmó que pocas urbes son tan receptivas al graffiti como Buenos Aires.

“Buenos Aires es tan caótica y cosmopolita que es realmente fácil pintar en la ciudad”, dijo Fasoli, que firma su trabajo con el nombre de JAZ. “Es imposible imaginarla sin algo en los muros”.

De esténciles a murales

La técnica más popular para pintar graffiti en Buenos Aires es el esténcil, que requiere solo un pedazo de papel, un cuchillo de esténcil y una lata de pintura en aerosol. Los artistas imprimen el diseño en el papel, recortan los contornos, lo ponen sobre el muro y lo rocían con pintura.

Fue así que Gonzalo Dobleg comenzó a pintar las calles de Buenos Aires con el colectivo de arte en esténcil Bs.as.stncl en 2001, cuando Argentina se hundió en una crisis económica que vio al país tener cinco presidentes en dos semanas.

“Debido a que no teníamos una historia de activismo político, pintar en las calles fue nuestra forma de expresión”, relató Dobleg. “En 2002, se produjo una explosión de la pintura en esténcil”.

Al principio, estos artistas del graffiti pintaban con esténciles pequeños, y usaban papel de tamaño A3 (297 x 420 mm). Pintaban de madrugada y no solicitaban ninguna autorización.

“A medida que pasó el tiempo, vimos que podíamos pintar diseños más grandes porque la gente no se molestaba”, recordó Dobleg. “Entonces nos dimos cuenta de que podíamos pintar durante el día. Y si puedes pintar durante el día, siempre vas a querer pintar cosas más grandes”.

Actualmente, el graffiti cubre muros enteros en la ciudad.

Uno de ellos, en el que se ve un pescado gigante creado por PumPum, está a sólo unos metros del estadio la “Bombonera”, en el barrio de La Boca.

“Comencé a pintar casi jugando, cuando estudiaba diseño gráfico e ilustraba”, dijo PumPum, quien no reveló su verdadero nombre. “Y no hubo vuelta atrás porque me encantó”.

A medida que cobra popularidad, el arte urbano en Buenos Aires está comenzando a exhibir tendencias cada vez más distintas.

“El arte no se fundamenta en la estética, sino en lo que expresa”, dijo el artista del graffiti Pablo Obrach, de 25 años. “Puedes pintar un rostro bonito y decir que debería estar en un museo. O puedes pintar un rostro horrendo y decir que es un reflejo de la sociedad”.

Georgina Zanardi, la artista responsable del mural de graffiti conocido como Virgen de Limón, en Palermo, coincidió.

“El impacto es más importante que la belleza”, dijo Zanardi, conocida como «Mondo Lila».

JAZ, que se involucró con el graffiti durante el movimiento skater de fines de la década de 1990, ya no se considera parte del mundo del graffiti.

“Actualmente, me considero mucho más cerca del arte contemporáneo y de una surte de nuevo muralismo”, precisó.

Propuesta de legislación

El arte urbano está recibiendo tanta atención en Buenos Aires que José Luis Acevedo, representante por el partido PRO (Propuesta Republicana) ha presentado un proyecto de ley para legalizarlo.

El proyecto propone la creación de un registro voluntario de artistas del graffiti que serían asignados a lugares específicos, públicos o privados, para pintar, lo que evitaría el vandalismo.

El proyecto ha generado opiniones encontradas entre los artistas, que han venido creando espacios alternativos y legales para difundir su trabajo.

Un ejemplo es la galería de arte del graffiti Hollywood en Camboya, abierta por Dobleg y otros cinco artistas en 2006, encima de un bar en el corazón de Palermo.

“Cobramos una pequeña comisión, pero la mayor parte del dinero se destina a los artistas porque el espacio fue creado para promoverlos a ellos”, señaló Dobleg. “La galería les da una oportunidad para que puedan vender su trabajo”.

InfoSurHoy.com es una fuente global de noticias e informaciones que vienen y hablan de América Latina y del Caribe.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply