Quantcast

Psiquiatras advierten sobre peligros de la marihuana medicinal

Sociedad Puertorriqueña de Psiquiatría revela los resultados de un estudio que concluye sería peligroso el que se apruebe la legalización de la marihuana medicinal.

20070624-cannabis

Según la evidencia resaltada por los profesionales de salud mental, “la marihuana fumada puede precipitar estados de psicosis o locura en adolescentes con o sin historial familiar de enfermedad mental severa.”

La Sociedad Puertorriqueña de Psiquiatría alertó este martes a pacientes y sus familiares de “inminentes peligros” que podrían enfrentar de llegarse a aprobar el Reglamento para el Uso, Posesión, Cultivo, Manufactura, Producción, Fabricación, Dispensación e Investigación de la Marihuana con Fines Medicinales.

En comunicado de prensa, la Sociedad indicó que tal conclusión se llegó tras investigaciones de sus profesionales de la salud, que incluyeron la revisión de literatura y de la evidencia científica obtenida por dos años por parte del Comité de Violencia y Adicción del Colegio de Médicos y Cirujanos de Puerto Rico (CMCPR).

Asimismo, explicó que sus conclusiones también están sustentadas en publicaciones y posiciones de múltiples organizaciones médicas de Puerto Rico y Estados Unidos tales como: Siquiatras de Niños y Adolescentes de Puerto Rico, Comité de Violencia y Adicciones del CMCPR, Sección de la Asociación de Psiquiatría Americana, Academia de Psiquiatría de Puerto Rico, la Academia Americana de Psiquiatría de las Adicciones (AAAP), la Sociedad Americana de Medicina Adictiva (ASAM), la Asociación de Siquiatras Egresados del Instituto de Psiquiatría de Puerto Rico, la Academia de Pediatría Americana y la Asociación de Profesionales en Adicciones (NAADAC).

“La planta de la marihuana no es medicinal y está compuesta por más de 400 componentes, que incluyen 66 canabinoides, que sin purificar, tiene un efecto tóxico al cerebro y adictivo. La marihuana cruda es de fácil desvío a usarla y abusarla fumada, contrario a los Cannabinoides en forma oral, como Marinol y el CBD (Cannabidiol), que no son abusados”, indica el comunicado de prensa endosado por Edgardo Prieto Agostini, presidente de la Sociedad.

Según su informe, se determinó que “los canabinoides extraídos y purificados de la planta de la marihuana se llaman canabinoides experimentales y durante años se han utilizado en estudios con pacientes con enfermedades severas y donde no han funcionado medicamentos principales aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA)”.

Continúa luego del siguiente anuncio:

Destacó que existen en el mercado medicamentos aprobados por el FDA o en experimentación que están compuestos de canabinoides experimentales, tales como THC (Marinol), CBD (Epidiolex) y combinación de CBD con THC (Sativex).

“La marihuana fumada contiene cinco veces más tóxicos como el cianuro y veinte veces más amoniaco que la misma cantidad de tabaco fumado. Altera la coordinación motora duplicando el riesgo de accidentes de auto, disminuye el funcionamiento cognitivo, pudiendo bajar el cociente intelectual del usuario crónico; altera el sistema respiratorio, hormonal, reproductivo; aumenta el riesgo de desarrollar adicciones en los usuarios (en especial a niños y adolescentes) y produce bebés de bajo peso en embarazadas usuarias”, añade el informe.

Entre otros puntos presentados por la Sociedad, se expuso que “la mal llamada marihuana sintética está compuesta de una variedad desconocida de sustancias tóxicas y canabinoides sintetizados tóxicos. El riesgo de enfermarse con adicciones es cinco veces mayor en adolescentes que en adultos”.

“Se va a enfermar de adicciones uno de cada cuatro adolescentes que comenzó a usar cualquier sustancia adictiva antes de los 18, en comparación con uno en 25 que comenzó a usar a los 21 años o mayor”, advirtió. “Desde que se comenzó la propaganda pública de la marihuana, presentándola equivocadamente como inofensiva y medicinal, se ha duplicado el abuso de ésta en adolescentes en Puerto Rico (2007 al 2012)”.

“En los estados que se legalizó su uso, hay más usuarios adolescentes y aumentaron en número con los cambios legalistas. La cannabis cruda legalizada es fácilmente desviada, abusada y fumada por adolescentes. Hay evidencia de que la usan tres cuartas veces más (75%) que la ilegal que se obtenía en la calle”, añadió.

Según la evidencia resaltada por los profesionales de salud mental, “la marihuana fumada puede precipitar estados de psicosis o locura en adolescentes con o sin historial familiar de enfermedad mental severa. El consumo de la marihuana también empeora el curso de la esquizofrenia”.

“En Puerto Rico no hay tratamiento disponible basado en evidencia para más del 90% de nuestros adultos y adolescentes enfermos con adicciones. Esto lleva a deteriorar la vida y salud de las familias que cuidan de estos enfermos. En estudios recientes realizados donde se ha legalizado el uso de la marihuana, ni la marihuana cruda ni la marihuana fumada han demostrado científicamente ser efectivas en tratar enfermedades físicas ni mentales para los que se indicaron”, concluye el informe.

TRIBUNA de Puerto Rico nace para ofrecer noticias sobre política, gobierno y justicia de una manera balanceada, justa y profunda.

Debes estar conectado para comentar. Conéctate

Dejar Comentario