Quantcast

Denuncian nuevo golpe de Hacienda al bolsillo de las PyMEs

Preocupa al CUD la imposición a las Pequeñas y Medianas Empresas de los costos de los terminales fiscales de Hacienda.

ruben-pinero-davila-001

El presidente del Centro Unido de Detallistas, Rubén Piñero Dávila arremetió contra la nueva determinación de Hacienda la cual catalogó como un golpe al bolsillo de los pequeños empresarios.

El presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD), Rubén Piñero Dávila, reveló el miércoles que los comerciantes tienen serias preocupaciones por la Determinación Administrativa Número 15-20 del Departamento de Hacienda, que los obliga a sufragar el costo de la instalación de un terminal fiscal en cada uno de sus puntos de ventas, so pena de multas. Según el portal de Hacienda, a partir del 30 de octubre de 2015, será responsabilidad del comerciante adquirir y mantener un terminal fiscal provisto por un procesador certificado por la agencia y que cumpla con las especificaciones establecidas en el Reglamento.

“Nuevamente el pequeño comerciante se ve obligado a invertir de sus limitadas ganancias en la instalación y programación de un equipo, que también debe costear, para facilitar la labor de contabilizar los recaudos del Gobierno. No sólo nos quieren poner un ‘grillete electrónico’ para saber qué entra y sale de nuestras cajas registradoras, sino que también lo tenemos que pagar nosotros”, lamentó Piñero. “Entiendo que con una plantilla de cientos y cientos de empleados el Departamento de Hacienda tiene personal suficiente para lograr una mejor captación del Impuesto a la Venta y Uso (IVU), porque los municipios con menos personas tienen un mejor desempeño como agentes recaudadores. Me parece pues, que la fiscalización debe comenzar por la casa, deben realizar una auditoría de su estructura y de su recurso humano para determinar por qué se les escapan los recaudos. El mensaje entrelineas, al imponernos estos equipos, es que nosotros somos los responsables por la brecha en recaudaciones”.

Continúa luego del siguiente anuncio:

Según reza la determinación de Hacienda, “el costo de adquirir, instalar y mantener un terminal fiscal, así como cualquier costo asociado a la transmisión de información al Departamento para cumplir con los requisitos dispuestos en esta determinación, será responsabilidad única y exclusiva del comerciante”.

Además, la determinación establece que todo comerciante que tenga la obligación de instalar el terminal fiscal o que deje de cobrar el IVU a pesar de tener la obligación de hacerlo, podría estar sujeto a penalidades de hasta $20,000 dólares por cada infracción, según dispone la Sección 6043.06(c) del Código Penal.

“Como dato curioso, entre un 80% al 85% del IVU lo reportan solamente 20% de los comercios, entendiéndose que tienen grandes ventas. Solamente el 20% del IVU está en manos del pequeño y mediano comerciante. Por lo tanto, una mejor fiscalización a ese 20% responsable del 85% podría mejorar significativamente la captación del IVU y no usar a las PyMEs (Pequeñas y Medianas Empresas) como ATH”, puntualizó Piñero Dávila.

TRIBUNA de Puerto Rico nace para ofrecer noticias sobre política, gobierno y justicia de una manera balanceada, justa y profunda.

Debes estar conectado para comentar. Conéctate

Dejar Comentario