Quantcast

Colombia lanza programa nacional de desminado

El costo de construir una mina antipersonal oscila entre $3 y $30 dólares, en tanto que el costo de eliminarla va de $300 a $1,000 dólares.

20150410-desminado-colombia

Desde 2009, el Batallón de Desminado Humanitario (BIDES) de Colombia ha destruido 1,106 artefactos explosivos improvisados y ha limpiado casi 2,000 km² de terreno.

Un programa nacional de desminado liderado por el gobierno y el Ejército de Colombia y la ONG Ayuda Popular Noruega (APN) -una organización sin fines de lucro con más de 80 años de experiencia en desminado- ha sido elaborado para librar al país de las minas terrestres para el año 2015.

El programa procura poner fin de una vez por todas a todas las muertes y lesiones causadas por las minas terrestres, un arma utilizada en Colombia por grupos terroristas, paramilitares y pandillas criminales durante más de treinta años.

“Las minas terrestres son una vergüenza y una cicatriz en el corazón de Colombia que vamos a eliminar’, expresó el Presidente Juan Manuel Santos durante un discurso por cadena nacional emitido por televisión, el 7 de marzo.

“Éste es un programa que tiene una importancia muy especial para el país”, señaló Álvaro Jiménez, Coordinador Nacional de la Campaña Colombiana Contra Minas (CCCM), una ONG fundada en 1999 que ha combatido permanentemente el uso de estos artefactos. “Espero que pueda ser un mapa de ruta hacia un territorio libre de minas.”

El primer paso de la iniciativa -la delimitación en mapas de las regiones afectadas por las minas- está siendo lanzada en abril en los departamentos de Meta y Antioquia. Las autoridades que participan en el programa de desminado seleccionarán aquellas regiones en las que trabajarán en primer término y comenzarán a desactivar los artefactos en esas áreas. A través de todo el proceso, las autoridades del gobierno, entre ellos efectivos de las Fuerzas Armadas, mantendrán conversaciones con las comunidades elegidas del programa. La iniciativa de desminado concluirá en áreas específicas una vez que la APN haya certificado que la región está limpia de artefactos explosivos.

Colombia registra miles de víctimas de minas terrestres

Continúa luego del siguiente anuncio:

Desmantelar minas terrestres convertirá a Colombia en un país más seguro para los civiles y las fuerzas de seguridad. Desde 1990, las minas terrestres han herido o asesinado a 11,073 personas, entre ellas más de 1,100 niños, según la Dirección para la Acción Integral Contra Minas Antipersonas (DAICMA). Un estudio realizado por Coalición contra las Municiones de Racimo (CMC, por sus siglas en inglés), un organismo de supervisión internacional, estableció que Colombia registra uno de los tres índices más altos de personas heridas por minas terrestres en el mundo. En los últimos 25 años, las minas terrestres han causado la muerte de 800 civiles y 1,400 militares colombianos. Además de estas muertes, también sufrieron heridas más de 3,400 no combatientes y 5,400 efectivos militares. Las autoridades oficiales estiman que más de la mitad de los municipios del país han sido minados. En algunas regiones, las cuadrillas de desminado han encontrado como mínimo una mina terrestre por cada 1,100 m².

Colombia no siempre estuvo amenazada por las minas. El Movimiento 19 de Abril (M-19) comenzó a fabricar estos artefactos mortales en el país a fines de la década de 1980, según declaró el analista de conflictos Carlos Arturo Velandia, de Colombia. Los integrantes del M-19 compartieron sus conocimientos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quienes comenzaron a utilizar estos dispositivos letales hacia fines de la década de 1990 y comienzos de la década de 2000. Esta práctica letal pronto se hizo común entre los grupos paramilitares y para el año 2005 se registraban más de 1,000 heridos por año, según el Ministerio de Defensa.

Para eliminar esta mortal amenaza, se ha brindado capacitación en desminado a unas 500 personas, dijo el Ministro de Postconflicto, Óscar Naranjo. El gobierno espera aumentar la cantidad de personas capacitadas en desminado a 10,000 efectivos en los próximos años.

Más de mil minas terrestres fueron destruidas

La meta del Tratado de Ottawa es prevenir muertes y lesiones de civiles, efectivos militares y policiales. El tratado fue adoptado y firmado por representantes de 122 países, entre ellos Colombia, en diciembre de 1997. Para cumplir con esa meta, Colombia creó el Batallón de Desminado Humanitario (BIDES) en 2009. El BIDES trabaja junto a unidades de desminado del Ejército para limpiar campos minados en áreas específicas designadas por la DAICMA y otros grupos especializados del gobierno. Hasta el momento, se han destruido 1,106 artefactos explosivos y se han limpiado más de 2,000 km² de terreno.

El BIDES ha identificado cinco tipos diferentes de minas terrestres utilizadas por las FARC, el ELN y otros grupos criminales. Las minas terrestres son fabricadas con herbicidas, tubos de PVC, bolsas y contenedores plásticos, pesticidas, nitrato de amonio, aluminio, gasolina u otros químicos. Asimismo, utilizan disparadores eléctricos o de presión para crear una fuerte explosión capaz de matar o mutilar a quienes estén en las inmediaciones.

El costo de construir una mina antipersonal oscila entre $3 y $30 dólares, en tanto que el costo de eliminarla va de $300 a $1,000 dólares.

“El programa permitirá poner fin a un ciclo de odio y resentimiento”, concluyó el coordinador del CCCM. “Si esto funciona, generará confianza entre la población civil y contribuirá a la posibilidad de una paz duradera.”

Debes estar conectado para comentar. Conéctate

Dejar Comentario